miércoles, 11 de agosto de 2021

El divorcio deja de ser cosa de jóvenes

Somos un país sin edad para el matrimonio, es decir si tenemos edad, pero tan baja que es risible. En Colombia es perfectamente legal el matrimonio entre un menor de 14 años con una menor de 12 años.

Lo que llama la atención, por estúpido esto antes de los 13 años las relaciones sexuales  no pueden entender como son sometidas, lo que significa lo absurdo que un hombre puede casarse con una mujer menor de 14 años, pero no puede tocarla sexualmente. 


Lo absurdo por supuesto no es la prohibición para mantener relaciones sexuales, sino que seamos un país en el que es posible casarse  a  una edad tan baja. Ni en la Colombia profunda y rural la ley debería dar la impresión de que es posible que una niño consienta en una decisión que va a determinar el resto de su vida a los 12 años. 


Es una ausencia total de protección a la niñez, un absurdo vestido de costumbrismo y es  la objetivación del abuso, la legalización del mismo. 


Respecto a los matrimonios que sí tienen sentido, esto es los de los mayores de edad,  con sorpresa se incrementa el número

 de divorcios entre adultos mayores que en los llamados matrimonios jóvenes que suelen tener fama de inestables. 


En la actualidad son más los divorcios en los matrimonios mayores y cada vez es más común que personas de 60, 70 y hasta más de 80 años se separen. Incluso la media edad de aquellas personas que han tomado la decisión de dejar de compartir su vida en común ha aumentado cinco años. La pandemia ha influido en la mente de muchas parejas que han puesto fin a su relación.


La edad media de los divorciados en España es de 45,7 años, y de las divorciadas es de 48,1 lo que supone un aumento de cinco años en la media de edad en los últimos diez años.


La forma de hallar una explicación, es que los matrimonios más mayores eran los que más recientemente estaban por divorciarse. Existía otra mentalidad que afortunadamente va evolucionando, anteriormente era costumbre mantener los matrimonios a costa de la felicidad de los cónyuges.


El pensamiento de que el matrimonio es para toda la vida todavía está presente en muchas partes de la sociedad y las personas que tienen bastante edad tienden a ser tradicionales e intentan evitar el divorcio.


La principal preocupación de las parejas mayores que se divorcian es lo que piensen los demás al respecto. Afortunadamente en estos tiempos la mentalidad ha madurado y el divorcio se ha normalizado a todas las edades dejando de ser algo de jóvenes.


Fuente: El Cierre Digital


Si requieres más información puedes consultar en nuestra página de divorcio o en nuestra línea en Bogotá 9260348 / WhatsApp 3223621928 o si prefieres puedes enviarnos todas tus consultas a info@gestionlegalcolombia.com


No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Nota: sólo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Cómo lograr que después de un divorcio los hijos se sientan en casa en los dos hogares

Uno de los momentos más difíciles por los que puede pasar una familia es cuando los padres se divorcian. El divorcio es la disolución legal...